DAVID PALOMAR

DENOMINACIÓN DE ORIGEN

De tal Palo…

Tal astilla viñera; siguiriyera y honda, horadada por los siglos de su estirpe. Viña de Cachucheras y Mejoranas, mongesas de un convento con huerta en la Cerca de Capuchinos; de Josefa Castrero, la Rubia de la Viña, de Pepa Oro que viene de Lima con trajes de luces paterno y milongas bajo el brazo; de niños de la Rosa y la Viña (Antonio Vinaza y Manuel Moreno), o de Felipe Scapachinni con los Jinetos y José Herrera en la calle Ángel.

David Palomar recoge con la caña del país del cierro de su casa, en su tramo de rastra y vuelta mano, la melaza tradicional y los gritos invisibles de su barrio, de su tierra, de su fértil comarca cantaora: Cádiz y los Puertos. Sus tercios se mecen, como la biyuela en El Aculaero lo hace a lomos de las aguas, y conservan la majestuosidad de un pescao terciao —por eso clava los tercios—. Ése es su reclamo. Ése su anguao. Ésa su denominación de origen. Ésa su atractiva carná. Por eso en el escenario David entona la toná y nos evoca al tonino; levanta los brazos y baila la baila, con sus lunares moteados en el lomo gris; canta y su cante, es como el de un robalo que roba de sus antepasados o como el de una hurta que urta, pero sin ojana y sin tener que quitarle quilos al embuste, como le dijo Chiclanita a Pericón, acodados los dos en la balustrada de La Alameda, viendo cómo la plata no era literatura, mientras uno empataba y el otro encarnaba en el anzuelo bizco.

El cante de David es poroso como la piedra ostionera y en cada sedimento estratigráfico es posible reconocer desde los ecos de Juan Villar, haciendo tercios del Mellizo y de Paquirri en la soleá, a contemplar al Viejo de la Isla invocando al “hospitalito y la camita hecha” de los Melu. Hay un cierto dominio escénico del Beni, que convive con la poesía de Alfonso de Gaspar y “muere” con El Niño del Mentidero. Pero él es él: un poco de todos y un poco de nadie. Un artista que cada mañana lava su cara con agua fresca de la poza redonda y su pañuelo de lunares seca las gotas, para que el levante le deje la sal que va a determinar en buena medida su inequívoca DO (denominación de origen). Dicen los caleteros que cada mañana, camino del Mareógrafo, lo han visto deambular. Cierto. Él no busca Atlántidas, como las buscó Falla en Sancti Petri, pero sí la huella de Telethusa y del Planeta, que alineado como un astro, retira las aguas para descubrir huellas en la arena, quién sabe si de pasos de bailes de su hermano, el célebre Luis Alonso.

Javier Osuna García

Doble premio nacional en el XVIII Concurso Flamenco de Córdoba,
Premio Manolo Caracol,
Premio Camarón de la Isla,
“Premio Joven“ otorgado por la Cátedra de Flamencología de Cádiz.
En 2012 nombrado “Gaditano del Año“ por el Ateneo Literario, Artístico y Científico de
Cádiz por su labor en la recuperación de cantes gaditanos.
Su inicio profesional en la música fue de la mano del grupo “Levantito”, como vocalista,
autor y productor.
Como cantaor, su carrera comienza en la Compañía del bailaor Javier Barón, con el estreno
de ‘Sólo por arte’ en la Bienal de Sevilla 1998.
Canta para la Compañía de Carmen Cortés en “Soleá un son eterno”, del bailaor japonés
Shoji Kojima y la bailaora Yoko Gomatsubara en numerosas giras por Japón. Con la
compañía de Paco Peña en la gira de ‘Flamenco in concert’ por Estados Unidos y Australia y
la de Javier Latorre “El nombre de la Rosa” y “Ambivalencia”.
Su paso por la Compañía de Cristina Hoyos, marca un antes y un después en su carrera
como cantaor. Cristina se convierte en su maestra dentro y fuera de los escenarios.
Acompaña a concertistas como: Vicente Amigo, Gerardo Núñez, Chano Domínguez… y a
artistas de su generación como: Farruquito, Jairo Barrul, ?ngeles Gabaldón, Mercedes Ruiz,
Rosario Toledo, Junco, Juan Ogalla, Andrés Peña, Daniel Navarro, Joselito Romero…
Pisa escenarios como la Ópera de Sidney, el Concert Hall de las Torres Petronas y el Teatro
Bolshoi en Moscú.
Colabora con figuras de la música como el cantautor catalán Lluís Llach en el Palau de la
Música de Barcelona y en el Teatro Real de Madrid; en el Teatro Lope de Vega de Sevilla con
PASIÓN VEGA, considerada una de las mejores voces de España, en su espectáculo “Gracias
a la Vida”. En julio de 2013 con el artista ALEJANDRO SANZ, en su Gira “LA MSICA NO SE
TOCA”, en el concierto celebrado en Cádiz. En 2015 forma parte del XXXV Aniversario en
los escenarios de Javier Ruibal compartiendo escenario con Martirio, Miguel Ríos, Juan
Echanove, Gabino Diego, Kiko Veneno…

A finales del 2007 estrena el espectáculo “CÁDIZ”, producido por la Agencia Andaluza para
el Desarrollo del Flamenco, compartiendo reparto con Mariana Cornejo y Carmen de la Jara
entre otros.
En el año 2008 realiza numerosos conciertos con la Orquesta Manuel de Falla de Cádiz,
dirigida por José Luís López Aranda, interpretando las canciones populares de Lorca.
Participa en el estreno del espectáculo ‘Flamenco Hoy’ de Carlos Saura, y en la XVI Bienal
de Flamenco de Sevilla.
Sus primeros recitales en solitario son en la Sala Central Lechera de Cádiz como: ‘Palomar,
el cante’, con llenos absolutos.
En 2008 publica su primer trabajo discográfico ‘Trimilenaria’, con el que obtuvo el premio
al mejor primer disco en la web deflamenco.com.
En 2010 presenta el que es hasta la fecha, su segundo trabajo discográfico: ‘La viña: cantón
independiente’.
En el Bicentenario de la Constitución Española celebrado en Cádiz en el 2012 estrena su
tercer trabajo Tributo a Chavela Vargas titulado “La Dama del poncho Rojo”, en el Gran
Teatro Falla de Cádiz, Tributo a la vida y obra de la genial artista Chavela Vargas.
Con este trabajo ha estado en el Teatro Quintero de Sevilla, en el Gran Teatro Falla de Cádiz
y en el prestigioso Festival de Cosquin 2013 (Argentina), cantando para doce mil personas y
televisado para toda Argentina através de la Cadena Nacional de Televisión.
Actúa, con gran éxito, en La Noche Blanca del Flamenco de Córdoba, Bienal de Holanda,
Festival de Nimes, Mont Marsan, Bienal de Sevilla, XIV Festival de Jerez…
Lleva su espectáculo “GADITANÍA” a Montevideo en diciembre de 2013, llenando la Sala
Verdi durante dos días seguidos y enlazando con actuaciones en Argentina.
Prueba de que se está reconociendo su labor como único representante de los cantes de
Cádiz, es la participación en el programa “Flamenco para tus Ojos” de TVE2, presentado por
Diego “El Cigala”.

En enero de 2015 se estrena su tercer trabajo discográfico “DENOMINACIÓN DE ORIGEN”,
en el que al igual que en sus dos trabajos anteriores, su mayor compromiso es la
recuperación de la escuela gaditana del cante y su idiosincracia.
Cosecha grandes críticas en la presentación de dicho disco en el XIX Festival de Flamenco de Jerez
en febrero de 2015, en su tierra en el Gran Teatro Falla de Cádiz en mayo del mismo año y en Málaga
en el Teatro Echegaray.
“La gracia de Cádiz, más viva que nunca”
Juan Garrido, Diario de Jerez.
“De la Caleta a Jerez pasando por Chano Lobato. David Palomar triunfa con su último
trabajo”
Luis M. Pérez, La Flamenca.
“David Palomar vuelve a sus oríenes y triunfa en Jerez”
Paco Vargas, Ático Izquierda.
“De Cai, Cai”
Flamencomanía.
“El heredero de los ‘Cantes de Cai” “Y Palomar recordó a Chano, al Beni o Juanito Villar”.
“El poniente nos trajo al Echegaray todo el olor y el sabor de Cádiz” Manuel Malaka,
aforolibre.com
En 2016 estará en escenarios tan importantes como el Auditorio Nacional de Madrid, el
Festival de Luxemburgo y el Lope de Vega dentro de la XIX edición de la Bienal de Sevilla.